logoUNA

sep-gris

Vicerrectoría de Docencia

Carta a la comunidad universitaria

Congreso universitario: Transformando la docencia en la UNA

 

Querida comunidad universitaria:

En estos 45 años hemos recorrido muchos caminos, ya fuera transitando por vías conocidas o también, en algunos casos, abriendo brechas. Hemos recogido múltiples y diversas experiencias, que forman un bagaje rico de conocimientos, simbolismos, normas y valores que sustentan nuestras prácticas. Hemos crecido y madurado, también hemos tenido que reconocer desaciertos y desandar lo andado, para reorientar el rumbo. Hemos alcanzado una estatura moral e intelectual que nos hace referente para muchas personas, comunidades e instituciones, las cuales vuelven su mirada a nosotros, ya sea para formarse o informarse, o bien, cuando hay desconcierto e incertidumbre en espera de una luz que alumbre caminos sinuosos, o aplaque la angustia en tiempos de confusión.

Pero también hemos ido creando nichos de confort autocomplaciente, enquistando prácticas poco o nada humanizadoras, estableciendo procedimientos que burocratizan el placer de aprender y servir, estrechando los espacios para la conversación fluida, lo que empobrece la vida universitaria y hace de nuestro quehacer un ejercicio rutinario.

Ante este panorama es necesario convocar nuestras reservas intelectuales, morales, políticas y culturales más profundas, que nos han constituido en una universidad necesaria, para renovar nuestros compromisos fundamentales y relanzar nuestro proyecto educativo.

Por eso, quiero compartir con ustedes algunas reflexiones e intuiciones sobre la tendencia de transformación educativa, que viene emergiendo desde muchos lugares, con diversos énfasis y enfoques, pero que en su conjunto parecen participar del mismo borde de aspiraciones (Foucault).

Estas reflexiones alumbran posibilidades de cambio, innovación y mejoramiento para los temas centrales de nuestro quehacer docente universitario. Ellas son reflexiones “inconclusas”, “en construcción”, por eso son, más bien, sugerencias para conversar, revisar, reflexionar y, sobre esa base, alumbrar rumbos para la toma de decisiones, en los ámbitos personal e institucional, en relación con nuestro quehacer académico docente.

Sirvan, a la vez, como señalamiento de los grandes ejes temáticos en los que organizaremos nuestro encuentro los días 30-31 de octubre y 1 de noviembre próximos. Estos ejes congregarán al conjunto de nuestra comunidad (personas estudiantes, académicas, administrativas e invitadas) y sus propuestas (ponencias) en “mesas de trabajo”, con la intención de compartirlas y definir, en esos campos, los puntos de acuerdo que se ofrecerían al plenario, para su validación y adopción.

Este congreso institucional es una oportunidad personal y colectiva, para renovar, reafirmar y relanzar nuestro proyecto educativo UNA: universidad necesaria, universidad de oportunidades, crítica y humanista.

Para aprovechar las oportunidades hay que aprender a leerlas, y para eso se necesitan nuevos ojos, que nos permitan mirar desde otros lugares, abriendo horizontes, expandiendo las alas para el vuelo, compartiendo sueños, utopías y esperanzas, que son materia genuina de nuestra humanidad, en tanto hijos e hijas de la Madre Tierra.

Desde esa perspectiva, debemos superar la actitud autocomplaciente de los diagnósticos (pretendidamente) “objetivos” y lejanos; también nos ayuda e invita a superar la mera “actitud de queja”, para arriesgarnos a proponer, a ofrecer criterios y horizontes de posibilidad, a desnudar los supuestos estructurales, axiológicos, políticos, epistémicos, entre otros, que lastran nuestro hacer docente; en fin, para tomar nuevos rumbos.

En ese sentido, quienes lean esta Carta podrán ir encontrando sugerencias y gérmenes de propuestas, para revisar e innovar en los temas concernidos en los diversos ejes; también se encontrarán con interrogantes sobre algunos de los supuestos implicados (estructurales, funcionales y epistémicos) en el quehacer docente los cuales, si se quiere una real transformación, han de ser revisados, corregidos o consolidados, según sea el caso, o bien, innovados radicalmente.

Finalmente, lo que les pido es una actitud de apertura y generosidad, para tratar de mirar-sentir-pensar con el otro/otra y como el otro/otra compañero y compañera con quienes convivimos cotidianamente, construyéndonos como organización inteligente y amorosa, para continuar dando respuesta a las inquietudes y necesidades de un pueblo que ha apostado por la educación de excelencia y la generación de conocimiento solidario.

¡Vamos adelante!

 

Por la Universidad Nacional

Norman J. Solórzano Alfaro

 

Sumario

I. Un posicionamiento axiológico-epistemológico.

  1. ¿Es necesario impulsar una transformación educativa en el ámbito universitario?
  2. ¿Para qué impulsar una transformación educativa en el ámbito universitario?
  3. ¿Cómo y con quién impulsar una transformación educativa en el ámbito universitario?
  4. ¿Cuál es el resultado esperado de la transformación educativa?

II. Registros de la transformación educativa en la UNA.

  1. Renovación del ideario educativo de la UNA.
  • Los contextos.
  • El ideario UNA.
  • La vivencia del ideario educativo.

      2. Repensando nuestros sujetos.

      3. La docencia universitaria y los procesos de aprendizaje.

  • La evaluación.
  • La entrega de la docencia.

      4. La docencia universitaria y la oferta académica.

  • Los planes de estudio.
  • Las formas de graduación.

      5. La docencia universitaria y la gestión académica.

 

Epílogo, que es una invitación.

 

Descargue la versión completa

Accesar a la guía para la presentación de propuestas