logoUNA

sep-gris

Vicerrectoría de Docencia

Diseño e Innovación Curricular

La línea curricular permite visualizar la “carrera” como un continuo, una línea con dirección y sentido que persigue una determinada meta en la formación del estudiantado.

La línea curricular implica la posibilidad de escoger los grados y los títulos que serán otorgados a través de la carrera, es decir, pregrado (diplomado o profesorado), grado (bachillerato y/o licenciatura) y posgrado (especialización, maestría o doctorado).

Los diferentes grados obtenidos a través de ese continuo representan las salidas laterales de una carrera, la cual se entiende como el proceso de enseñanza-aprendizaje que articula actividades de docencia, investigación, extensión y producción, y comprende no sólo el conjunto de áreas de conocimiento, sino las vivencias cotidianas que permiten la consecución de un determinado perfil del graduado.

Refiere al elemento del Diplomado que reciben las personas graduadas de la Universidad Nacional que representa el valor académico, la profundidad y amplitud de los conocimientos y habilidades que ha adquirido y desarrollado cada estudiante.

En la Universidad Nacional se otorgan los siguientes grados académicos:
Pregrado: Diplomado y Profesorado.
Grado: Bachillerato y Licenciatura.
Posgrado: Especialidad Profesional, Maestría y Doctorado Académico.

El diplomado incluye a todas aquellas carreras que se han llamado “cortas”. Dentro de ellas se dan dos tipos: las terminales y las no terminales. Las primeras están estructuradas de manera que no constituyan un peldaño para continuar estudios en el nivel de grado. Las segundas constituyen salidas laterales de las carreras que conducen a un grado, y son en los planes de estudio un peldaño para continuar estudios que conduzcan al grado y en algunos casos al posgrado. A las personas graduadas de ambos tipos de carreras se les denomina diplomados.
Para un diplomado el mínimo de créditos es 60 y el máximo 90. Tienen una duración mínima de 4 ciclos lectivos de 15 semanas o su equivalente y un máximo de 6 ciclos. (CONARE-OPES, 1977).

Se establece un nivel académico intermedio entre el grado asociado y el bachillerato universitario que se denomina “profesorado”. El plan de estudios de un profesorado podrá constituir parte del plan de estudios del bachillerato respectivo. Este nivel académico es exclusivo para la formación de educadores.

El número de créditos para el profesorado es de 98 mínimo y 110 máximo. (CONARE-OPES, 1991). Este nivel académico culmina con el diploma de profesorado en el campo correspondiente.

Las carreras de bachillerato se caracterizan, en la Universidad Nacional, por tener un total de créditos que se ubica en el rango de los 136 a los 144 créditos, tiene una duración mínima de 8 ciclos lectivos y como requisito de graduación esta aprobar todas las asignaturas y actividades académicas definidas en el plan de estudios y realizar una práctica profesional supervisada.

Son los estudios más avanzados de la educación superior, que se dirigen a los graduados universitarios, es decir, son posteriores a la obtención de un grado de bachillerato universitario o licenciatura, según el caso.

Los niveles que incluye el posgrado son tres: el doctorado, la maestría y la especialidad profesional. El primero se dirige primordialmente a dar una formación académica centrada en la investigación científica. El segundo también proporciona una formación académica, que puede estar centrada en la investigación o en la profundización de conocimiento. El tercero se centra en una formación práctica especializada en un campo determinado de la profesión. Se podrán ofrecer cursos de posgrado que no necesariamente se ubiquen dentro de los planes de estudio de los niveles antes señalados.

La especialidad profesional está centrada en la formación práctica especializada en un determinado campo de la profesión. Su plan de estudios es individualizado por estudiante, puede incluir clases teóricas con instrucción práctica, seminarios, congresos y cursos de servicio por las unidades especializadas de que se trate; sin embargo, la evaluación del estudiantado se realiza más por el cumplimiento de objetivos que por la aprobación de cursos. Es unidisciplinaria y su actividad principal es la aplicación del conocimiento.
En la mayoría de los casos, las instituciones empleadoras tienen una participación muy importante en la formación de los especialistas, por la necesidad fundamental de la práctica en el campo profesional.
En cuanto a los créditos, dado el carácter profesional de las especialidades, con una cantidad considerable de horas de práctica, y por considerar que la definición de crédito del CONARE no se refiere a esta modalidad de estudios, no se otorgan créditos, sin embargo se debe cumplir con un mínimo de dos ciclos lectivos y 1620 horas de práctica profesional supervisada. La carga académica de profesores y de estudiantes se regirá por el plan de estudios y el número de horas asignadas a las diferentes actividades y muy especialmente a la práctica profesional. Se culmina con un diploma de especialista profesional en el área correspondiente (CONARE-OPES, 1991).

Puede tener dos modalidades: la primera, la maestría profesional, se caracteriza porque sus estudiantes en general, provienen de varias disciplinas afines al objeto de estudio. Profundiza y actualiza conocimientos principalmente para realizar investigación que genere más conocimiento, por lo que ésa se constituye en su núcleo generador. Su plan de estudios es más individualizado por estudiante, no necesariamente ha de estar centrado en cursos fijos y al menos el 30 créditos de la carga académica del estudiante ha de estar dedicada a actividades de investigación. Esta primera modalidad culmina con un trabajo de investigación o tesis de grado, que deberá defenderse ante un tribunal.

La segunda modalidad es maestría académica. Se caracteriza también porque sus estudiantes provienen de varias disciplinas afines al objeto de estudio; sin embargo, en casos excepcionales, muy justificados, se podría considerar en esta modalidad, una maestría cuyos estudiantes procedan de la misma disciplina. Profundiza y actualiza conocimiento, con el objeto primordial de analizarlo, sintetizarlo y transmitirlo. Cuenta con un plan de estudios centrado en cursos, más generalizado por estudiante y los trabajos teóricos o prácticos, o los informes de investigación o extensión (acción social) son parte de esos cursos, por lo que no es requisito para graduarse, presentar un trabajo de graduación.

Los estudios de maestría pueden ser reconocidos, en su totalidad o en parte, para continuar estudios de doctorado.

El número de créditos mínimo es 60 y el máximo 72; además, de los créditos del bachillerato correspondiente. Estos créditos incluyen los asignados al trabajo de tesis.

El posgrado culmina con un diploma que otorga el grado de Magíster en la modalidad profesional y Magíster Scientae  para la segunda modalidad.

El doctorado académico es el grado máximo que otorga la educación superior. El número de créditos mínimo es de 100 y el máximo 120, además de los asignados al bachillerato correspondiente. Estos créditos incluyen los asignados al trabajo de tesis. En este nivel se culmina con un diploma que otorga el grado académico de Doctor y el título en la ciencia que predomina para la disciplina correspondiente.

Curso teórico: su propósito es la construcción de conocimiento a partir de desarrollos conceptuales, análisis de casos e identificación de principios entre otros. Este tipo de curso requiere horas contacto de teoría a cargo del docente.

Curso teórico-práctico: además de las características del curso teórico, tiene como finalidad emplear los conocimientos o afinar una habilidad o destreza para el análisis de situaciones concretas, simuladas o reales, el diseño de alternativas de acción y la posible ejecución de alguna de ellas. Este tipo de curso requiere no sólo horas contacto de teoría a cargo del docente, sino que demanda horas reales de trabajo de campo, taller o laboratorio orientadas y supervisadas por un docente.

Curso práctico: está orientado a la aplicación de conocimientos en un ámbito disciplinar determinado para desarrollar la madurez académica y profesional del estudiante. Este curso requiere de pocas horas de teoría.

Curso seminario: está orientado a fomentar el trabajo en equipo y el aprendizaje autodirigido, ya que los participantes incorporan de manera equitativa los contenidos de la información que necesitan sobre un tema particular. De esta manera el papel de los participantes tiende a favorecer el desarrollo de un pensamiento más complejo, creativo y crítico para abordar los problemas que se les presentan. Por ende, el papel del docente se centra en coordinar y orientar el desarrollo del curso.

Curso taller: tiene la particularidad de integrar actividades teórico-prácticas con la finalidad de que los integrantes del grupo incidan sobre un problema o realidad concreta para transformarla. En este sentido se fortalece el trabajo en equipo y el trabajo autodirigido.

Curso seminario-taller: combina las características del seminario y del taller.

Curso práctica supervisada: ofrece al estudiante la oportunidad tanto de iniciarse en su ámbito profesional, a través de la integración de la teoría y la práctica, como de interactuar con la realidad social. Esta experiencia es asesorada y evaluada por un docente.

Curso laboratorio: se caracteriza por verificar conocimientos mediante la realización de prácticas de habilidades y destrezas, cuyo desarrollo requiere de la utilización de un espacio, materiales específicos, instrumentos y equipos especializados u otras condiciones especiales, con el objeto de realizar experimentos o analizar fenómenos.

Curso por tutoría: es un curso teórico que se ofrece a un grupo de estudiantes muy reducido (a lo sumo 5 estudiantes), en el cual las actividades de aprendizaje tienen el carácter de estudio independiente. El docente tiene un papel de orientador del proceso.

Trabajo de campo: tiene como propósito integrar las competencias que posee el estudiante para aplicar o crear conocimiento en el área de su especialidad. Se realiza en un contexto o escenario en particular. La realización del trabajo de campo en un área específica de conocimiento posibilita la coordinación entre varios cursos y entre varios docentes, lo que contribuye a reducir gastos de operación.

Práctica Profesional Supervisada: se conceptualiza como una práctica académica estudiantil que contribuye a consolidar los conocimientos y destrezas adquiridas, así como el desarrollo de actitudes y valores. Es una experiencia que realiza el estudiante en un ámbito específico de aplicación de su especialidad disciplinaria o profesional, y a su vez, un espacio de aprendizaje que posibilita la proyección social del estudiante y el establecimiento de relaciones teóricas, metodológicas y técnicas con la realidad. (Esta práctica se contempla en el Estatuto Orgánico de la Universidad Nacional; las políticas para su establecimiento fueron aprobados por el Consejo Universitario en abril de 1998).

Cursos Optativos: Son de dos tipos: Cursos del campo disciplinario: del objeto de estudio o de la misma área de conocimiento de la carrera del estudiante y los cursos que selecciona el estudiante de acuerdo con su interés particular y en un área de conocimiento diferente a la carrera. Estos cursos permiten que estudiantes de diferentes carreras  compartan experiencias,  conocimientos y diversos puntos de vista respecto a un mismo tema,  permitiendo una  formación más integral. (Lineamientos para la Flexibilidad Curricular en la UNA y Lineamientos para el diseño curricular de las carreras en la Enseñanza de…… UNA GACETA 14, 30 noviembre u2003)

De acuerdo con la organización del ciclo lectivo, semestral, trimestral u otra, la carga académica máxima de un estudiante varía. Por ejemplo, en la modalidad de 15 semanas (semestral) la carga máxima de un estudiante se estableció en 18 créditos por semestre, 36 créditos anuales y 54 horas de dedicación del estudiante por semana. En la modalidad trimestral la carga académica máxima por período se definió en 14 créditos por trimestre, 42 créditos anuales y 52.5 horas de dedicación del estudiante por semana. En el caso del período de 18 semanas por ciclo lectivo, corresponde una carga académica máxima de 18 créditos para los estudiantes de tiempo completo, lo que significa 36 créditos anuales y 54 horas de dedicación por semana por parte del estudiante.

Es una certificación que faculta al estudiante para ejercer en el campo de la Educación, aun cuando no haya completado la cantidad de créditos necesaria -según su plan de estudio- para graduarse de acuerdo con lo que establece el régimen de Carrera Docente del Ministerio de Educación Pública.
Las salidas laterales se encuentran tipificadas únicamente en las carreras de:
• Ciencias de la Educación I y II Ciclos
• Administración Educativa
• Enseñanza del Francés
• Enseñanza del Inglés
• Enseñanza de las Ciencias Naturales
• Enseñanza de la Matemática
• Enseñanza de la Religión
• Educación Especial.
• Informática Educativa.
• Bibliotecología y Recursos para el Aprendizaje